Obligaciones del Nuevo Propietario en la Venta de un Inmueble

El 27 de Junio de 2013 se modifica el punto e) del Artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal en

relación a las obligaciones del propietario en el caso de la venta de una vivienda o local, quedando

resumido con el siguiente texto:

“El adquiriente de una vivienda o local en régimen de propiedad horizontal, incluso con título

inscrito en el Registro de la Propiedad, responde con el propio inmueble adquirido de las cantidades

adeudadas a la comunidad de propietarios para el sostenimiento de los gastos generales por los

anteriores titulares hasta el límite de los que resulten imputables a la parte vencida de la anualidad

en la cual tenga lugar la adquisición y a los tres años naturales anteriores. El piso o local estará

legalmente afecto al cumplimiento de esta obligación”.

Con esta modificación se amplía el límite de la deuda desde el año en curso y el año natural anterior

al año en curso y los tres años naturales anteriores a la adquisición de la vivienda o local.

Una de las obligaciones del propietario es contribuir mediante una cuota y con arreglo a la cuota de

participación a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble y sus servicios. Si

un propietario vende una vivienda o local y en el momento de la venta dicho propietario tiene deudas

con la Comunidad, el nuevo propietario (comprador) asumirá dicha deuda haciéndose cargo como

máximo de la anualidad de la fecha de adquisición y los tres años naturales anteriores. Es decir, el

nuevo propietario sólo se hará cargo de la deuda marcada por la ley (año en curso y los tres

anteriores a la adquisición), en ningún momento se convertirá en el deudor de la totalidad de la

deuda.

Certificado de Deuda o Estado al Corriente

El comprador exigirá al vendedor de la vivienda o local que presente en el momento de la firma de

escrituras el Certificado de deuda o estado al corriente firmado por el Secretario y el Presidente de

la Comunidad. Dicho Certificado se incorporará a la escritura pública de compra-venta, lo solicitará

el vendedor y el Secretario y Presidente de la Comunidad deberán emitirlo en el plazo máximo de 7

días desde su solicitud. Puede ocurrir que:

 Si se aporta el Certificado y no hay deudas, el comprador tiene la garantía de que no se le

reclamará ninguna deuda en el futuro. Si en adelante se comprueba que existen deudas la

responsabilidad será del Secretario y Presidente de la Comunidad que tendrán que

responder ante la Junta de Propietarios.

 Si se aporta el Certificado y hay deudas, el comprador responderá por dicho importe si lo

admite, y retiene ese dinero al vendedor o se subroga expresamente en su posición. Si no,

solo responderá de las deudas del año en curso y de las de los tres años anteriores.

 Si no se aporta el Certificado y el comprador exonera de esta obligación al vendedor, si hay

deudas el comprador asume las deudas del año en curso y de las de los tres años anteriores

pudiendo reclamar al vendedor las cantidades abonadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *